LA AVENTURA DEL TANGO: UN TREN EN MARCHA

LA AGENCIA MUNDIAL DE PRENSA The World Press Agency

ANTONIO PIPPO PEDRAGOSA
Columnista

El tren corría cansino. Un traqueteo.

El 20 de febrero de 1874 esa unidad del Ferrocarril del Norte iba desde Olivos a Retiro, en Buenos Aires: en uno de los vagones, atrayendo la mirada y preocupación de otros pasajeros, viajaba, quejándose, una mujer embarazada a punto de parto; otra mujer, que dejaba entender su experiencia para tales situaciones, se colocó hincada frente a ella, hablándole con suavidad. En ese preciso instante el tren, al tomar una curva, causó una sacudida.

Fue suficiente. La parturienta gritó, alcanzó a verse la cabecita del bebé y la comedida debió ayudar a que viera la luz. Alguien tuvo la idea de llamar al guarda para detener el tren; pareció sensato; no lo fue. Cuando el funcionario se presentó y observó la escena, suspiró y cayó desmayado en medio del pasillo. Dos a atender.

Esta anécdota, verídica y por cierto excepcional…

Ver la entrada original 598 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s